LAS DOS NOTICIAS QUE OCUPARÁN HOY NUESTRA ATENCIÓN

Primer día hábil de julio cargado de incertidumbre en España y en la U.E.
Los cambios en RTVE que deberían resolverse hoy vienen cargados de polémica y zozobra. No se puede abordar con mayor grado de chapucería una decisión de ese calibre, sobre un “Ente” de grandes dimensiones económicas y empresariales, pero sobre todo de enorme importancia política, social y cultural. Después de haber conseguido el Gobierno aprobar el mecanismo de desbloqueo en la propuesta de la nueva ley de RTVE, y sabiendo que necesita mayoría absoluta para nombrar al Presidente, la negociación con Podemos no ha podido ser más nefasta. A pocas horas de hacer pública la decisión, esta se ha tornado en un conflicto de difícil solución, a menos que cambie en las horas que quedan. Nada haría más feliz a la derecha del PP (que ya sabemos cómo ocupó esta casa) y de Ciudadanos, que el fracaso del nuevo Gobierno en este asunto. Habrá que estar a la espera de saber si han sido capaces de resolver un conflicto que hasta ayer se les había ido de las manos. No sabemos, aunque nos lo imaginamos, quién habrá sido el estratega de esta chapuza.

El otro gran problema de hoy para la UE está en Alemania. El ministro de Interior amenaza con dimitir y dejar en el aire el gobierno de Merkel. El problema de fondo es la discrepancia ante los acuerdos europeos sobre inmigración. La jefa del gobierno alemán, que tuvo la valentía de consultar a los expertos y llevar al parlamento el abandono de la energía nuclear, parece que no va a poder con la cerrilidad de los conservadores ante el problema de la inmigración. Si eso sucede sería una pérdida irreparable para el futuro de la UE, ya que su experiencia e inteligencia política, así como su fuerza moral ante los principales países miembros no es fácil de sustituir en estos momentos.

Estas son las dos noticias que nos tendrán hoy en vilo, porque hablar de las andanzas de Donald Trump podría llevarnos a una depresión considerable.