CUANDO SE HAN TRASPASADO TODOS LOS LÍMITES NO HAY OTRO CAMINO

Al regreso de Madrid me encuentro con que tras la reunión del Pacto por el Ferrocarril, la próxima manifestación por ‘el Tren Digno’ será en Cáceres el 18 de noviembre. Y con unas declaraciones que dicen que Valdecaballeros se paró en Villanueva de la Serena, todo ello en medio de alguna algunas tensiones, porque Podemos se ha salido del Pacto y porque Monago dice que hay que convocar en Madrid. Demos un repaso al asunto.

Lo que ha pasado durante más de una década, que empezó con el AVE, ya lo sabemos todos. La historia interminable de chapuzas y desatinos del tren extremeño, también. Y desde el paso ‘al tren digno’ para acá, hemos sido noticia en no pocas crónicas memorables en diversos medios de comunicación. Con las averías, retrasos, incendios, etc., no necesitamos nuevos ‘puertohurracos’ para ser noticia nacional. Ni Almaraz colecciona una lista de desatinos de este calibre. Pero dejemos la ‘Extremadura Negra’ y hablemos de lo que hemos hecho los dolientes en este último año.

El Pacto por el Ferrocarril apenas se ha reunido. No es cuestión de abusar. Pero la primera convocatoria de manifestación en Madrid, bastante vertical por cierto, pasó sin pena ni gloria. La segunda, la de Milana Bonita, también en Madrid, dicen algunos que fue festiva y folklórica, aunque tuviera un gran eco en los medios de comunicación. Es cierto que los que fuimos nos divertimos y sabíamos que era tan necesaria o más que la primera.

Ahora que Podemos se ha salido del Pacto, se convoca la tercera ahora en Cáceres, porque ‘Valdecaballeros se paró en Villanueva’. Algo de verdad hay en ello, aunque quienes lo dicen deberían recordar lo que precedió a aquella gran manifestación y lo que hubo que hacer después, para que se acojonaran de verdad los que tenían que hacerlo. Ya lo volveremos a recordar si hace falta, pero ahora lo que interesa es hablar de este momento, para que la cosa avance y no nos quedemos en si son galgos o podencos.

Creo que por encima de las diferencias que puedan existir entre unos y otros, a esta nueva manifestación deberíamos ir todos, incluido Podemos, Milana Bonita, el PP y hasta la ‘Curia extremeña’, que ya he coincidido yo en el avión con algún obispo, por no tener un tren que nos llevara a Madrid como Dios manda. Madrid suele tomar buena nota cuando la gente se manifiesta en serio y se dispone a ir a por todas. Luego ya se verá si hace falta la cuarta, en la que sea toda Extremadura la que salga a la calle, diciendo hasta aquí hemos llegado. Esto serviría para que nos tomaran en serio, para lo del tren y para otros agravios todavía más importantes. Solo así se vería si lo de la blanca, verde y negra sirve para algo más que para salir en procesión.

Terminado este texto me dicen que el ministro de Fomento (José Luís Ábalos) ha declarado que se ve impotente para solucionar el problema del tren en Extremadura. Impotente se veía el ministro Solchaga en su despacho, cuando le mandamos a tomar por culo, y lo de Valdecaballeros se solucionó. Previamente habíamos celebrado aquella manifestación de 40.000 personas. Cuando se han traspasado todos los límites, no hay otro camino.