CAMBIOS EN EL SECTOR AVÍCOLA: ¿una oportunidad para Extremadura?

La carne de pollo es esencial en la estructura del consumo doméstico por ser una proteína barata. Y lo mismo se puede decir del huevo. Pero se avecinan cambios en este sector sobre los que conviene meditar. La necesidad de disminuir el uso de antibióticos y el impulso de nuevas formas de producción más lenta y con más espacio para los animales preocupa en los países más avanzados de la Unión Europea. La producción más artesana, con D.O. (Denominaciones de Origen) del tipo francés es una exigencia cada día mayor que van imponiendo los defensores de los animales. Estamos ante un segmento de consumo más pequeño que el industrial pero que va a ir creciendo progresivamente. Cataluña ha dado ya algunos tímidos pasos en ese sentido, con el “Pollo del Prat”. Sin embargo, en Extremadura, con suelo y espacios privilegiados y costes laborales más baratos, aun no se ha emprendido este camino. Los emprendedores y la Administración extremeña deberían meditar muy seriamente sobre las posibilidades que ofrece este modelo productivo, mucho más ecológico y en línea con la política de empleo verde. Y deben poner manos a la obra antes de que se nos adelanten en otras Comunidades como suele suceder. Me tocó hacer de pionero de este sector, lo conozco y sé de qué les hablo.
En el sector avícola industrial, que previsiblemente seguirá siendo el más fuerte durante mucho tiempo, también van imponerse cambios normativos que exigirán una adaptación a las nuevas exigencias de los consumidores. En la medida en que serán necesarias nuevas instalaciones y nuevos sistemas de manejo, también puede pensarse que Extremadura pueda jugar un papel más importante en estos cambios. Tomen nota quienes puedan estar afectados.
Mi última llamada de atención va para todo el conjunto de entidades que dicen dedicarse al emprendimiento y al desarrollo rural, que son legión y manejan fondos económicos importantes. Es hora ya de todo ese entramado, cargado de una burocracia excesiva, medite sobre estos nuevos segmentos de mercado. La Administración, que es la que proporciona esos fondos, debe ser más exigente a la hora obtener resultados, para que toda esa estructura deje de ser un espacio de “colocación de amiguetes” que tienen poca experiencia en emprendimiento.
Y a los “emprendedores de verdad”, hay que decirles que se fijen bien en este sector y en los cambios que van a producirse, para que estén presentes en él desde ahora mismo, porque pueden encontrar una oportunidad de negocio si orientan bien sus iniciativas empresariales.

Buen domingo tengan ustedes.